“Gracias por los libros”: Marta Parada se deja atrapar

i oct 30th No Comments por

Nuestra librera, Marta Parada, se ha dejado tentar por la campaña Gracias por los libros. (¡Y por los libros que ha leído últimamente!)

Inspirada por esta columna de opinión que leyó en la revista Bacánika sobre la literatura que desvela, perturba, emociona y hace reír, Marta construyó esta lista con títulos para todas las edades que prometen sacudir a los lectores. ¡Disfruten las sugerencias!

conjura

La conjura de los necios, de John Kenedy Toole

 Novela publicada por Anagrama

CaidayAuge

Caída y auge de Reginald Perrin, de David Nobbs

Novela publicada por Impedimenta

Portada Tú que deliras.indd

Tú, que deliras, de Andrés Arias

Novela publicada por Laguna

Los dos Gimenez

Los dos Giménez, de Griselda Gambaro

Novela para niños publicada por Alfaguara Infantil

maravillosa-medicina-jorge

La maravillosa medicina de Jorge, de Roald Dahl

Novela para niños publicada por Alfaguara Infantil

gatos

Gatos, de Darío Jaramillo Agudelo

Libro de poesía, publicado por Pre-textos


¿Y ustedes? ¿Qué libros están devorando? ¿Por qué los recomiendan?

Los invitamos a que nos escriban:

Puede ser al correo (prensa@espantapajaros.com), o a través de nuestras redes sociales:

Twitter: https://twitter.com/espantapajarost

Facebook: https://www.facebook.com/EspantapajarosColombia

¡Gracias por los libros!

Síguenos

¡Gracias por los libros!

i oct 28th No Comments por

En Espantapájaros, nos alegra conectar a los lectores de todas las edades con los libros que su corazón les está pidiendo. Por eso hemos inaugurado una sección nueva en nuestra página web, que se llama Gracias por los libros.

GraciasPorLosLibros

 

Los invitamos a que nos cuenten qué libros están devorando y por qué los recomiendan. Pueden escribirnos al correo (prensa@espantapajaros.com), o participar en nuestras redes sociales:

Twitter: https://twitter.com/espantapajarost

Facebook: https://www.facebook.com/EspantapajarosColombia

¡Gracias por los libros! Ya verán que es una dicha recomendar y recibir recomendaciones…

Por ejemplo, ayer, nuestra directora, Yolanda Reyes, recomendó la novela Americanah, de Chimamanda Ngozi Adichie.

Síguenos

Infancia profesionalizada

i oct 27th 1 Comment por

Los invitamos a leer el artículo de Mariana Salvi, “Infancia profesionalizada”, que se pregunta por los motivos que han llevado a que características como ser distraído, lento o muy activo se consideren patologías y a que se medique a los niños que expresan síntomas de angustia.

Mariana Salvi, la autora, es psicóloga y forma parte del equipo del Instituto de la Infancia de Barcelona.

institutinfanciabarcelona

Salvi trabaja en el ámbito de orientación a familias en espacios de crianza y escuelas, e impartiendo talleres y charlas formativas para padres, madres, educadores, maestros y profesionales del ámbito de la infancia y la educación a través de diferentes programas que el Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalitat de Catalunya desarrolla en todo el territorio catalán.

El artículo fue publicado en la revista Anales de la educación común, de Buenos Aires. Compartimos con ustedes un fragmento, para que se animen a leer el texto completo:

“[…] El juego pertenece al mundo del placer y el placer no puede vivirse bajo control. Esto que parece muy sencillo pensado en placeres adultos, resulta difícil concedérselo a los niños. Para vivir una experiencia propia, el niño necesitaría tener suficiente libertad, tiempo libre para disfrutarlo y un espacio disponible.

Casi todo lo que los humanos hacen, saben, piensan, esperan o temen ha sido experimentado, practicado o al menos anticipado durante la etapa del juego infantil. El científico juega con sus observaciones, el filósofo con sus concepciones del mundo, el artista con los materiales, la bailarina con su danza, el comerciante con las ideas de venta. Los contextos educativos deberían habilitar y sostener esos espacios de aprendizaje y experimentación, ofrecer confianza y un tiempo disponible donde jugar acompañados en vez de controlados. No podemos ser nada sin jugar a serlo.”

Síguenos

Nuestra directora: “Uno que se parece a ti”

i oct 27th No Comments por

.

Estas páginas están abiertas al debate, a la reflexión y al intercambio. Todas las escrituras son bienvenidas.

En su columna para El Tiempo de hoy, lunes 27 de octubre de 2014, Yolanda Reyes escribió:

“Uno que se parece a ti”

 

“Cierro los ojos y miro a mi hijo, ese muchacho noble. Con su angustia, aterrado, esperando que unos tipos lo vayan a matar. Ese instante me duele mucho… uno que se parece a ti te arranca la vida. La memoria es terrible. Ya sucedió, pero sigue sucediendo. Ya pasó, pero no”, declaró a El País Javier Sicilia, el poeta mexicano que se convirtió en líder del Movimiento por la Paz desde el asesinato de su hijo en 2011. Sus palabras sobre la “desaparición” de los normalistas de Ayotzinapa, en Iguala (México), señalan un dato aterrador: la edad de nuestros muertos.

Y digo nuestros muertos, no solo porque suscribo la frase “Ayotzinapa somos todos” sino porque siento que compartimos el dolor de estar matando a las generaciones de relevo y que inferimos, entre la diversidad de circunstancias, unos métodos y unos problemas similares. Aquí y allá, la muerte se ensaña con los más jóvenes, y no solo son jóvenes las víctimas, sino los victimarios. “Lo son también la mayoría de los sicarios a los cuales corrompe el crimen organizado. Los otros, que todavía no hacen parte de uno y otro bando, carecen también de futuro”. Las palabras son de Sicilia, pero podrían ser mías, suyas, nuestras…

También podrían ser nuestros esos 43 estudiantes de la escuela normal campesina, detenidos por tomarse unos buses, que fueron víctimas de la alianza entre narcotráfico y autoridades locales y de su perversa forma de cobrar justicia por cuenta propia. En el caso de Iguala, los normalistas fueron detenidos por policías, entregados a los narcotraficantes “Guerreros Unidos” y llevados al lugar donde se han encontrado las fosas clandestinas. Si bien no está comprobado que los cuerpos descuartizados son los de los estudiantes, los testimonios indican que fueron torturados y quemados, y el hecho de que el alcalde de Iguala y su esposa, perteneciente a una familia de narcos, sean fugitivos no parece dejar dudas sobre sus métodos de “control municipal”.

De manera semejante a nuestras masacres y a nuestros mal llamados “Falsos Positivos”, en Iguala coinciden ingredientes bien conocidos: la narco política con su creciente y descontrolado poder regional, la corrupción, la estigmatización de grupos considerados “subversivos” y la impunidad que exacerba la violencia y disfraza la barbarie con justificaciones sobre la necesidad de mantener la seguridad. A esa mezcla se añade la falta de contundencia del poder central y su incapacidad para afrontar la responsabilidad y esclarecer la verdad.

Allá como aquí, pero con una intensidad mayor y envidiable, la población civil representa una esperanza para hacer contrapeso a la cultura delincuencial. “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, se escucha en las marchas de todo el país y surgen movimientos como el de los ilustradores, en el que cada uno se ha encargado de dibujar el rostro de un muchacho para preguntar en dónde está. “Estoy conmovida hasta las lágrimas –escribe Mariana Méndez, una joven profesora de Ciudad de México–. Al llegar al Zócalo y ver a los padres de estos 43 estudiantes la piel se me erizó, pero más aun cuando tomaron el micrófono y comenzaron a hablar: Hijo, donde quiera que estés, estoy orgulloso de que quieras ser maestro. Escucharlos a ellos me dio mucho más dolor del que ya tenía, pero también más esperanza, anhelo y deseo de lucha. Lucha por mis hijos, por mis alumnos, por mi país”.

En contraste con la solidaridad que ha llevado a organizar marchas en otros países sorprende nuestra indiferencia. Exceptuando la columna de Catalina Ruiz-Navarro en El Espectador y unos sucintos artículos, Colombia parece absorta en su propio ombligo y en sus rencillas sin darse cuenta de que, como dice el poeta Sicilia, “Ya sucedió, pero sigue sucediendo”.

Yolanda Reyes 

Síguenos

¡Vuelven las jornadas de literatura colombiana!

i oct 20th No Comments por

Jornadas-page-001Las tradicionales Jornadas de Espantapájaros son un proyecto de formación de adultos que funciona en simultánea con la programación para niños y que ofrece espacios de encuentro alrededor de temas de literatura, lectura y educación.

En esta ocasión, hemos invitado a Juan Esteban Constaín, Ricardo Silva, Carolina Sanín y Darío Jaramillo para hablar con Yolanda Reyes sobre sus autores de cabecera, sus temas recurrentes, sus últimos libros publicados y los que están en proceso.

Se trata de una oportunidad única para conocer, de viva voz, la obra de estos reconocidos autores colombianos. Como sabemos que los adultos también necesitamos “horas del cuento”, creamos este espacio para que los asistentes disfruten nuevas opciones de encuentro con los libros y descubran nuevas posibilidades de lectura.

ITINERARIO

J_E_C_

RicardoSilva

CarolinaSanin

JaramilloAgudeloDario

Horario:

Martes de 5:30 a 7:00 p.m.

Inversión:

Valor del ciclo completo: $ 250.000.oo

Valor de la jornada individual: 70.000.oo

CopiadeLogoPNGBlancoYNegro.png

Informes inscripciones y sede de las jornadas:

Espantapájaros – Carrera 19 A # 104A-60 Teléfonos: 6297828, 6200754, 2142363.

Síguenos

Nuestra directora: “Una niña con un libro”

i oct 13th 1 Comment por

.

Estas páginas están abiertas al debate, a la reflexión y al intercambio. Todas las escrituras son bienvenidas.

En su columna para El Tiempo de hoy, lunes 13 de octubre de 2014, Yolanda Reyes escribió:

“Una niña con un libro”

 

¿Qué relación hay entre el Nobel de Paz de Malala y la alarma mundial por la superpoblación que hace unos días fue noticia en este diario? ¿Cuál es la conexión entre una adolescente paquistaní, herida en un bus escolar, que hoy simboliza el derecho a la educación, con la noticia de que nuestros descendientes serán alrededor de 11 mil millones en 2100? Esas cifras exponenciales que obligan a preguntar, de la misma forma que cuando se diseña un edificio o se calcula el aforo de un teatro, por la carga que puede soportar la Tierra, tienen cifrada una esperanza en millones de niñas como Malala.

El periodista científico Alan Weisman lo explica en el libro La cuenta atrás, (Debate, 2014), presentado en el Hay Festival de Xalapa. Según la investigación de este norteamericano que adora a Colombia y a quien tendremos en el Hay de Cartagena, cada cuatro días y medio añadimos un millón de bebés al planeta. “O hacemos descender la población a través de la planificación familiar responsable, o la naturaleza lo va a hacer por nosotros, brutalmente”, afirma.

En busca de soluciones realistas que no fueran utópicas, pero tampoco totalitarias, Weisman viajó durante dos años por 21 países como México, Costa Rica, Brasil, Tailandia, Singapur, Túnez, Irán y Pakistán, entre otros, y recogió propuestas de descenso poblacional en culturas diversas. Cita, por ejemplo, el caso de Irán, donde resultó crucial la influencia del ayatolá Jomeini, quien dictaminó que nada en el Corán se oponía al control de la natalidad. “Cuando la sabiduría dicta que no necesitas más niños, la vasectomía es permitida”, sentenció en 1989, y no es extraño que Weisman haya convertido esa frase en epígrafe del libro pues para nadie es un secreto el impacto que tienen las religiones en el control, -o descontrol- natal.

A semejante dispensa, se sumaron tres estrategias en el país musulmán: la repartición masiva de anticonceptivos; las clases prematrimoniales obligatorias, con lecciones sobre el costo de alimentar y educar a un hijo; y el aumento de permanencia de las niñas en el sistema escolar, puesto que un factor crucial para postergar los embarazos es la oportunidad de estudiar. Actualmente, el 60% de la población universitaria iraní es de mujeres y el crecimiento de la población se redujo a la tasa de reemplazo (dos padres tienen un promedio de dos hijos para reemplazarse a sí mismos).

En Pakistán, el país de Malala, donde una superpoblación de 190 millones de habitantes vive en un territorio del tamaño de Texas, Weisman visitó unas escuelas innovadoras situadas en Karachi, a las que asisten niños y niñas en igual proporción, con el fin de que los varones se eduquen respetando a las mujeres. Para subsanar la dificultad de dar mensajes explícitos sobre control natal, se optó por la estrategia sutil de asignarle a las niñas, en calidad de mentoras, mujeres profesionales exitosas. Con un promedio de dos hijos, ellas les demuestran a las nuevas generaciones, a través del ejemplo, lo que significa el derecho a decidir cuántos hijos cuidar, sin renunciar a la vida profesional.

Una de las tesis del libro es la relación entre la educación femenina, la autonomía para tomar decisiones con respecto a la maternidad y las cifras demográficas. En ese sentido, los altos niveles educativos pueden explicar por qué países tradicionalmente católicos como España o Italia muestran tasas de natalidad por debajo de la tasa de reemplazo. “Si la educación y la anticoncepción femeninas estuvieran universalmente disponibles, habría mil millones menos de nosotros a mediados de este siglo, lo que nos pondría en el buen camino hacia la sostenibilidad sin ningún gobierno totalitario”, dice Weisman.

Una niña con un libro es, pues, un símbolo del poder que significa decidir por cuenta propia. Y no solo cómo reproducirse, sino cómo inventarse la vida.

Yolanda Reyes 

Síguenos

Yolanda Reyes, invitada al Hay Festival Xalapa

i oct 3rd No Comments por

La cuarta edición del Hay Festival de Xalapa (México) se inauguró ayer, jueves 2 de octubre, y tendrá lugar hasta este domingo, 5 de octubre. Contará con con más de 70 eventos y la presencia de escritores de la talla de Salman Rushdie, Joumana Haddad, Margo Glantz, y Sergio González Rodríguez; personalidades como el cineasta Rithy Panh, la bloguera cubana Yoani Sánchez, divulgadores científicos como Alan Weisman o Paul Bogard, y artistas como Abraham Cruzvillegas, entre otros. El programa incluye Hay Festivalito, dedicado al público infantil, así como exposiciones del fotógrafo Kim Manresa, el autor de novela gráfica Killoffer y una muestra de artistas xalapeños emergentes.

Nuestra directora, Yolanda Reyes, viajó a México esta semana porque es una de las invitadas. El jueves 2 de octubre presentó dos de sus trabajos, El terror de Sexto B Los agujeros negros, en un evento para los niños de los albergues del DIF de Xalapa. El evento contó con el apoyo de la Embajada de Colombia en México.

HayF

Hoy, viernes 5 de octubre, participará del conversatorio “Literatura para niños y jóvenes, ¿un género menor?“, junto con Jordi Sierra i Fabra y Francisco Hinojosa. Será a las 5 de la tarde en el Ágora de la Ciudad: “Tres de los autores más reconocidos de literatura infantil y juvenil del mundo hispano (Yolanda Reyes, Jordi Sierra i Fabra y Francisco Hinojosa) pasan revista a los motivos que polémicamente llevan a denominar género menor a la literatura infantil, la validez o no de denominarla así y todas las repercusiones que esto tiene en el gran reto de escribir para niños y jóvenes”.

Y el sábado, 4 de octubre, en el marco del Hay Festivalito (una estrategia de inclusión social que busca lograr transformaciones sociales a través de la participación activa de niños y niñas como lectores y escritores activos), presentará su novela para jóvenes Los años terribles en la Galeria de Arte Contemporáneo, a las 12 del día.

Síguenos

Desde Florencia, Caquetá: ¡Gracias por los libros!

i oct 2nd 2 Comments por

En la Librería Espantapájaros creemos que los mejores libros para niños y jóvenes deben llegar a todos los rincones del país. Por ello, participamos las Ferias Itinerantes de Libreros Independientes, organizadas por el Ministerio de Cultura y la Asociación Colombiana de Libreros Independientes (ACLI), asociación a la cual pertenecemos desde hace varios años.

Desde el jueves 25 hasta el domingo 28 de septiembre, Espantapájaros estuvo en Florencia, Caquetá, en la última de las Ferias Itinerantes de este año. Elegimos a nuestra librera, Marta Parada, para que emprendiera el viaje. Con varias cajas de libros seleccionados por el equipo de Espantapájaros, tomó un avión a Florencia – “la puerta de la selva amazónica”, desde donde nos mandó estas fotos que compartimos con ustedes.

Fue una experiencia muy enriquecedora. ¡Nos encantó compartir nuestros libros favoritos con niños y grandes de Florencia! ¡Gracias!

IMG_0025

Marta Parada: librera en Florencia y la mejor corresponsal que podíamos pedir.

IMG_0042

Un poco de humor negro con Malvado Conejito: uno de nuestros libros favoritos.

Florencia1

Cómo nos alegra ver a niños en otros contextos encariñarse con nuestros “libros más mordidos”, como este de Satoshi Kitamura.

 

 

Florencia2

¡Gracias por los libros!

 

 

Síguenos