Rompecabezas, de María Fernanda Maquieira

i abr 12th No Comments por

Reseña de Leila Reyes

Quizás haya pocos nombres tan sencillos y a la vez tan complejos para un libro como este, Rompecabezas. Quizás pasemos nuestras vidas intentando encajar piezas para darles algún sentido, buscando la ruta indicada: por la que nos guíe fuertemente el corazón, la cabeza y una pizca la intuición. O no. Quizás sea al revés y nos guste más un rompecabezas desarmado que podamos reorganizar continuamente.

Rompecabezas

El relato que nos propone María Fernanda Maquieira, autora de Rompecabezas, es fuerte desde el título, así como lo es la historia: desde el inicio hasta el final. La autora argentina nos narra los encuentros, las ilusiones y los pensamientos de Mora, una niña atrapada en el inicio de la adolescencia y, por ende, en medio de múltiples descubrimientos sobre la vida y sobre ella misma. Son los tiempos de la dictadura argentina y Mora vive con su abuela y una gata en Buenos Aires. Escribe poemas, pensamientos y listas en una libreta que siempre tiene cerca. 

Si algo cautiva en la lectura es el hecho de que se delinee tan claramente esa “voz de adentro”, aquella desde donde Mora palpa claramente el mundo que la rodea. Con la forma como está escrito el libro, los lectores nos vamos adentrando en su interior de una forma subjetiva y veraz; nos cruzamos con sus amigas, las Chicas de Siberia; con su primo Juan, al que adora, y con Dani, ese primer espejismo del amor encarnado en un adolescente amante del rock. En el rompecabezas de Mora cobran importancia las cosas cotidianas: el grupo de amigos cercanos, las «leyendas» con las que todos crecimos, el colegio, en el que a veces se sueña con alguna historia romántica y otras veces, se disecciona una rana, tal y como lo hacen las Chicas Fantasma aquel día “de estupor y vómito”…

Rompecabezas es un libro llamativo y lo es por el hecho de que hay una profundidad dolorosa a la cual Mora, a sus once años, se debe enfrentar. Es así como la protagonista de esta historia forma un carácter que se debate entre la madurez y ese toque naíf que nos permite ver desde nuestra propia perspectiva el mundo adulto, con sus ausencias, secretos y dolores. De Mora sabemos que no vive con su padre y su madre, así como intuimos que la ausencia puede estar ligada a un rastro de la guerra…

“Como si la ausencia de padre y madre fuera una mancha con tinta indeleble, una especie de daño irreparable, un rompecabezas al que le faltan las piezas”

Esta lectura de Maquieira es visceral, llena de estruendosas y deliciosas piezas en las que seguro cualquiera de nosotros se puede sentir identificado, en una u otra situación. Y es que es ahí, precisamente, es donde radica uno de los enormes poderes de la buena literatura: en la posibilidad de encontrarnos en las historias.

Síguenos

¡Gracias por los libros! —- Conozcan esta investigación sobre diseño de ambientes

i mar 31st 3 Comments por

El libro Diseño de ambientes para el juego: práctica y reflexión en Educación Inicial, de Sandra Marcela Durán Chiappe y María Consuelo Martín Cardinal, es el resultado de un proyecto muy interesante con docentes del Colegio Rosario de Santo Domingo de Bogotá, que nos da numerosas pistas sobre cómo adaptar los diferentes ambientes para el juego en los espacios de la educación inicial.

Diseno de ambientes

Durán Chiappe y Martín Cardinal parten de sus motivaciones para ser maestras y de cómo esa construcción interna las llevó a centrarse en el fortalecimiento del desarrollo integral de los niños y en la forma como los entornos ejercen una fuerte influencia sobre ellos. Asimismo, hacen énfasis en la importancia de conocer la institución donde se trabaja y sus diversas apuestas para poder evidenciar “maneras de ser y de estar”, adecuando así rincones como el juego, la construcción, las mesas, la biblioteca, entre otros.

De acuerdo con este libro, es esencial la intervención constante del maestro para reacomodar los ambientes en función de las necesidades que se presenten dentro del aula de clase. A su vez, es muy interesante ver cómo varios de estos espacios les dan amplia libertad a los niños para que sean ellos mismos quienes decidan de qué forma se apropian de lugares que les pertenecen y que van acomodando según determinados parámetros propios de su edad. Se da aquí lo que las autoras llaman: “encuentro con-sentido”, en paralelo con la idea de la escuela vista como un organismo vivo, sobre la cual Javier Abad -educador y artista plástico- ha propuesto que se tengan en cuenta ocho factores esenciales: ósmosis, habitabilidad, identidad, relación, constructividad, polisensorialidad, epigénesis y narración.

Este libro nos recuerda cómo el diseño de ambientes para el juego es un proyecto educativo y estético que transforma la práctica docente, pues promueve una reflexión constante que no es más que “un espejo: un proceso sobre sí mismo”.

Esta investigación llevará a los maestros y a las maestras a repensar los ambientes que proponen día a día, pues luego de leer a Durán y a Martín se comprende que los ambientes son “un dispositivo fundamental para la construcción de conocimientos”. El libro también incentiva un trabajo en equipo que permite poner los saberes a conversar y modificar el orden en las prácticas cotidianas. El espacio no es más que esa “seducción- estética” a la que es indispensable conferirle un sentido, cuyos contextos de juego posibilitan el desarrollo de múltiples dimensiones en la educación inicial.

Síguenos

La literatura y nuestra vida emocional

i feb 22nd No Comments por

Compartimos con ustedes este artículo de Leila Reyes, profesora de Espantapájaros, sobre lo valioso que es leer con los niños, sobre lo que significa para ellos la literatura.

IMG_8860

Leila Reyes es la profesora de los niños más grandes en Espantapájaros.

La literatura y nuestra vida emocional

De cada vida se podría hacer un escrito y de cada escrito se pueden hacer muchas lecturas diferentes. Según lo palpado, lo dejado, lo deseado.

La gran riqueza de la literatura es que nos ofrece infinidad de formas de percibir la vida. De darle un sentido a cada mañana, de renovarnos y empoderarnos a través de eso-que-sucede-allá-en-una-hoja. Y a la vez con nosotros mismos. Tan lejos y tan cerca. Compartir una misma emoción. Reconocerse en ella. O en “eso”, que no sabíamos nombrar, pero que tras toparnos con tal o cual personaje, tenemos la certeza de dilucidar mejor ahora. Pues tú eres yo y yo soy tú. Qué increíble descubrimiento.

Desde muy pequeños nos identificamos con ese libro objeto pues no es más que un espejo de nosotros mismos: esa historia que sucede del otro lado del mundo, pero que al toparse con la nuestra se encuentra en un mismo camino y nos da esa hermosa seguridad de saber que no estamos solos en el universo. Que eso tan abstracto y a la vez tan real que ocurre entre líneas y dibujos también puede ser mi historia. “Uff”. Qué suerte. Qué delicia. Qué salvación.

Incluso sin saber leer, ya nos identificamos con lo ilustrado. Percibimos que el árbol del cuento es igual al que hay al frente de nuestra casa, que a ese niño tampoco le gustan las espinacas los domingos (¡o sea que finalmente no es tan grave!) y que él también tiene un abuelo de gafas grandes y bastón, al que adora. Como yo al mío. Qué gran poder, ese de la lectura.

Es de esta forma, y casi sin darnos cuenta, como los destinos se empiezan a entrelazar. Y empezamos a entender que, así como en la vida, aquí también podemos voltear la página cuando queramos cambiar de capítulo. De amigos, amores e invenciones. O ir al encuentro de nuestro otro yo.

Es ante una exploración de lugares y espacios, de muchos sabores y relaciones con el otro y con nosotros mismos, que nos vemos enfrentados al nacer. Asimismo en la literatura. Y en todo inicio de vida emocional.

 

Síguenos

¿Qué libros mordieron los niños del jardín este semestre?

i dic 16th No Comments por

LOS LIBROS

MÁS MORDIDOS

DE ESPANTAPÁJAROS

 

¿De dónde sale esta lista?

Estamos convencidos de que los bebés y los niños tienen mucho que decirnos sobre literatura infantil. Por eso todos los semestres hacemos la lista de “los libros más mordidos”: analizamos las fichas de préstamo de nuestra biblioteca para encontrar cuáles fueron los libros que más veces llevaron a casa los niños que vienen a Espantapájaros.

Estos fueron los diez libros más mordidos desde agosto hasta diciembre de 2015:

  1. Cucú, de Yolanda Reyes.
  2. El pequeño topo que quería saber quién se había hecho eso en su cabeza, de Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch.
  3. José Tomillo, de Ivar Da Coll.
  4. Where are Maisy’s friends?, de Lucy Cousins.
  5. ¿A dónde vas, Maisy?, de Lucy Cousins.
  6. ¡Pequeños!, ¡Pequeños!, de Jean Maubille.
  7. El huevo, de Reneé Mettler.
  8. Dinosaurios asombrosos, de Danielle Robichaud.
  9. El tintodonte, de Juan Gedovius.
  10. Luna, de Antonio Rubio y Óscar Villán.

PequenoTopo

Síguenos

María Isabel Arévalo y Albaricoque Libros en Espantapájaros

i nov 27th 1 Comment por

Tenemos el gusto de invitarlos a conocer el trabajo de la editorial bogotana Albaricoque Libros. Este sábado, 28 de noviembre, ellos serán los invitados especiales a nuestra tradicional hora del cuento. Han preparado una sesión de lectura en voz alta y un taller de arte para toda la familia, que será la mejor forma de acercarnos a su libro Cuentan que había una vez, escrito por María Isabel Arévalo. Es el primer libro que publica esta editorial y estamos felices de celebrarlo en Espantapájaros.

Es una actividad de entrada libre. ¡Los esperamos!

Cuentan que había una vez4-01

 

Síguenos

Marina Colasanti y sus pequeños lectores

i oct 29th No Comments por

Marina Colasanti luce radiante. Camina sin prisa, sonríe intensamente y saluda a todo aquel que se le acerca. Goza de una fina pluma. Tiene un corazón grande, un corazón sensible a la vida, sensible a las experiencias que traen los años. Con Marina pasea la buena energía.

Marina Colasanti

El sábado 24 de octubre fue un día especial en Espantapájaros. Esta mujer brasilera, escritora, periodista, madre y artista, nos visitó a propósito del 9° Festival de Libros para Niños y Jóvenes.

Este encuentro con la autora no fue como cualquier otro: tanto Marina como los niños del Comité Literario de Espantapájaros fueron los protagonistas. Los niños se encargaron de dirigir la conversación. A las 10:30 am la casa se empezó a llenar. Muchos niños llevaban en sus manos libros de la autora que pronto regresarían firmados a sus bibliotecas.

IMG_2552

Antes de que empezara el encuentro con los lectores, Marina se reunió con los niños del Comité. Cada cual tomó su rol y con mucha propiedad fueron resolviendo las dudas sobre los libros que ya habían leído.

Comite literario

Marina escuchó con atención y minutos después comenzó el encuentro con todo el público.

Comite literario

Marina Colasanti

Conversatorio

Conversatorio

La amistad bate la cola, una historia sobre la confianza y la nobleza en medio de un encuentro de la autora con unos perros que llegan a su casa de campo; y Breve historia de un pequeño amor, el relato de la crianza de un palomo bebé que nace en el tejado de su casa, fueron los libros sobre los que más se habló.

Convesatorio

Llegaron las preguntas de los niños: ¿A ti te cuentan las historias o tú te las inventas? ¿Qué pasó con la mamá de Tom (el palomo)? ¿Qué pasó con Tom, lo volviste a ver? ¿Los perros de La amistad bate la cola siguen vivos?

Conversatorio

Marina contó las historias de los perros, efectivamente habían llegado a su casa de campo. Contó que esa casa aún existe, que Tom nació en su tejado, que lo alimentó y que lo crió como si fuera su propio hijo. Que se puso triste el día en que Tom voló y partió pero que ella cree verlo cada vez que se encuentra con un palomo gris. Hablaron de Milord, de Tusca, y de los demás perros, luego llegó otra pregunta: “¿Todos tus libros son de perros?”

Firma de libros

Marina no vive su entorno con los ojos cerrados, mucho menos sin corazón. La sensibilidad con la que vive y observa el mundo que habita la motiva a escribir con tal delicadeza que todos terminamos queriendo las historias de su propia vida.

Marina Marina


¡Gracias a todos los que nos acompañaron!

¡Gracias a los niños del Comité Literario por liderar este encuentro!

Niños del comite literario con las dos autoras

Síguenos

Espantapájaros en la Celebración de los Libros para Niños

i oct 28th No Comments por

En Bogotá se celebra una vez al año el Festival de libros para niños y jóvenes: una oportunidad para acercarse a la literatura infantil y a la lectura. Librerías, editoriales y bibliotecas participan. Y, por supuesto, Espantapájaros es uno de los escenarios de la fiesta. 

En el marco de esta celebración, este sábado, 31 de octubre, tendremos un encuentro con el autor Celso Román. Compartimos con ustedes la invitación:

Instagram Celso Román-01 

Celso Román es autor de libros para niños y jóvenes y es un amante de los animales… de hecho, estudió Medicina Veterinaria y creó una fundación para la conservación del medioambiente. Su libro más reciente es sobre la relación entre un niño y su caballito de palo. Ha ganado varios premios nacionales e internacionales. Algunos de sus libros son: El abuelo armadillo, Mi papá es mágico, Los animales fruteros, Los amigos del hombre, y, por supuesto, el poema ilustrado Caballito de palo.

El encuentro con él es a las 11 a.m. y es una actividad de entrada libre. Para los bebés y niños más pequeños habrá hora del cuento con Ana María Bernal.

¡Los esperamos!

Cra 19A # 104A-60

Síguenos

Los gatos de Darío Jaramillo

i sep 13th No Comments por

– ¿Usted ha tenido gatos?

– Siempre me preguntan lo mismo, y no… nunca he tenido gatos.

Así comenzó la presentación del libro Gatos de Darío Jaramillo, que fue sobre todo una hora del cuento para adultos, porque a los adultos también nos gusta que nos lean. No es lo mismo leer en la mente que oír poesía en voz alta.

Lo que más quería el público, el martes 8 de septiembre, era que el escritor leyera sus poemas. (Como contó Yolanda Reyes en la presentación, en Espantapájaros sucede que cuando a los niños les leen un cuento, ellos llevan más libros a los adultos y piden que se los lean una y otra vez.) Si la noche hubiera sido más larga, todos habríamos pedido que Darío leyera una y otra vez el libro completo, como si fuéramos niños.

Publicado por la editorial colombiana Luna Libros, el libro recoge 24 poemas dedicados a estos felinos domesticados. Tiene ilustraciones de Mateo López, que, según dice el autor entre risas, si no fuera por ellas, sería un libro demasiado delgado. Las ilustraciones parten de un tangrama, un juego chino muy antiguo que consiste en formar siluetas de figuras a partir de siete piezas geométricas.

Estamos muy felices de que Espantapájaros haya sido el espacio para compartir este bello trabajo de Darío Jaramillo, de Mateo López y de Luna Libros.

¡Gracias por los libros y gracias por los gatos!

Compartimos la lectura de uno de los poemas para quienes se perdieron la presentación:

Sabiduría del gato:

hacer pereza todo el día sin llegar nunca al tedio.

Materialización del gato:

cuando el gato se convierte en materia, saca las auñas.

Astucia del gato:

fingir que es un animal doméstico.

Silencio del gato:

los gatos guardan todos los secretos de la noche.

Misterios del gato:

Todo en el gato es misterioso.

Síguenos

Rima que arrima, un libro adorable

i sep 10th 1 Comment por

Silvia Katz es artista plástica, docente y editora. En 1987, en Salta, Argentina, fundó el Taller Azul: “un espacio de arte para chicos con pajaritos en la cabeza”. En Espantapájaros admiramos su trabajo y por eso cuando supimos que vendría a Colombia, se nos ocurrió aprovechar la oportunidad para invitarla a conversar con padres, maestros, promotores de lectura y otros adultos interesados en la educación y el arte.

Mañana, viernes 11 de septiembre, a las 5 de la tarde, será la presentación de Rima que arrima, uno de los libros que ha hecho con los niños del Taller Azul. Como dice Yolanda Reyes, directora de Espantapájaros y escritora, Rima que arrima es “un libro adorable, curioso, distinto a todos los que he leído y lleno de una alegría contagiosa que invita a crear y a creer”.

Rima que arrima: coplas, poemas, arrorroces y otros versos de los chicos del Taller Azul

Rima que arrima: coplas, poemas, arrorroces y otros versos de los chicos del Taller Azul

Estamos felices de presentarlo en Espantapájaros y nos encantaría que nos acompañaran. Compartimos con ustedes el prólogo del libro, escrito por Yolanda Reyes, y algunas imágenes, para que desde ya se acerquen al trabajo de Katz y se animen a venir mañana.

Prólogo

“Yo vivo en un pueblito que está hecho de papel.

El mar es de arcilla y mi corazón también”.

Cuando Silvia Katz estaba cerrando la edición del libro, se encontró con este poema de su alumna Oriana, como una joya. “Por esas cosas es que vale la pena”, me escribió, y yo me la imaginé allá, en esa casa maravillosa de Salta donde cuentan que cuelgan poemas de los árboles y que se escuchan ecos de risas y de cantos de los niños, descubriendo más y más tesoros: papelitos enrollados, mares de arcilla, autorretratos nuevos, algún collage escondido y muchas palabras que susurran. Porque ella sabe que basta con abrir la puerta de la creación artística para que los niños salgan volando. Y aunque tiene claro que no siempre resulta fácil y que, pese a ser divertido, es un trabajo muy serio, sabe también que, una vez que sucede, ya nada los detiene.

Digo abrir la puerta, como dice esa ronda que cantábamos –y que cantan los niños de nuestros países todavía–: “que sepa abrir la puerta para ir a jugar”, pues ese es un saber indispensable en todas las infancias para ingresar a los mundos posibles del arte y pasar largas temporadas viviendo en esos “pueblitos hechos de papel”. Por supuesto, jugar es algo que todos los niños y las niñas saben y es cierto también, como afirma Silvia, que sus alumnos tienen aún frescos los ecos de las canciones de cuna, que todavía cantan cuando juegan o dibujan y que, además, el folclore sigue vivo en el ADN de la gente grande y pequeña de Salta. Sin embargo, juntar todos esos saberes esenciales para la experiencia poética requiere de una atmósfera especial. Y esa atmósfera de encantamiento es la que se adivina detrás de cada página, de cada verso, de cada imagen del libro.

En este proyecto anual se han dado muchos encuentros. Algunos son más visibles y evidentes, como el encuentro de las escrituras con las imágenes, pero hay muchos otros que no se ven, como el de María Elena Walsh con Federico García Lorca y otros poetas y otros libros que cantan, de aquí y de allá. Y los poemas que nutrieron e inspiraron a los niños durante sus jornadas de trabajo creativo se encontraron con muchos libros sin páginas provenientes de la tradición oral de Salta y de otros lugares del mundo, con los arrullos recuperados de la memoria poética de los más pequeños y también con el azar, el absurdo y el disparate. Así, poco a poco, y por arte de magia, la alegría de inventar se fue enriqueciendo y necesitó salir de la casa y del jardín, y los niños se fueron a susurrar poemas a los vecinos del barrio y, luego, a la plaza central de Salta y fueron atesorando dibujos y palabras en sus libretas personales, y en su corazón y en su memoria, hasta formar este libro que resonará en ellos toda la vida: de eso no cabe duda.

Se trata de un libro adorable, curioso, distinto a todos los que he leído y lleno de una alegría contagiosa que invita a crear y a creer. Espero que lo disfruten tanto como lo he disfrutado yo, que encuentren alguna canción de cuna perfecta para dormir a sus mascotas, que descubran cómo es de misterioso y de bello el mundo de los sueños y cómo son de porosas las fronteras entre la lectura y la escritura, entre el ojo, el oído, el corazón y la mano, y entre los distintos sentidos y las distintas experiencias artísticas. En suma, que sientan cómo late la vida en la poesía. Y viceversa.

Ojalá mientras van pasando las páginas puedan ver que no hay un retrato igual a otro ni una voz igual a otra y que en la punta de cada lápiz puede haber un mundo escondido. Basta con abrir la puerta y empezar a jugar y a encontrarse con otros para que “las palabras se quieran entre sí”, como dijo una niña de este mismo taller hace algunos años, en un diccionario, para definir el oficio del poeta.

Ese oficio comienza aquí y nos revela, en las creaciones de estos niños, el nacimiento renovado y fresco de la experiencia poética. ¡En mejores manos no podría estar!

Yolanda Reyes.

Bogotá, noviembre de 2014

"Ojalá mientras van pasando las páginas puedan ver que no hay un retrato igual a otro ni una voz igual a otra y que en la punta de cada lápiz puede haber un mundo escondido.."

“Ojalá mientras van pasando las páginas puedan ver que no hay un retrato igual a otro ni una voz igual a otra y que en la punta de cada lápiz puede haber un mundo escondido…”

La presentación del libro es mañana, viernes 11 de septiembre, a las 5:00 p.m., en Espantapájaros: Carrera 19 A # 104 A – 60. Entrada libre.

Más información: 2142363 / comunicacion@espantapajaros.com

Síguenos

¡Así quedó “El libro de los libros”!

i ago 6th 1 Comment por

Nuestros libreros del curso de vacaciones, además de aprender cómo funciona una librería y cómo atender a los clientes, aprendieron que un librero debe ser un lector por excelencia, y por eso, entendieron que los libreros son una autoridad cuando se trata de reseñar libros. Inspirados en el libro My ideal bookshelfeditado por Thessaly La Force e ilustrado por Jane Mount, los “pequeños libreros” crearon El libro de los libros.

Como si fueran editores, se sentaron en una mesa a dialogar y llegaron a ese título, así como al nombre de su editorial: Malo-Maluco Lectores. Martín Vélez hizo de diseñador gráfico y los demás aprobaron el logo. Cada niño se puso en la tarea de elegir sus libros favoritos y después escribió por qué los considera tan importantes. La parte gráfica también estuvo en sus manos; cada uno se apropió de la cámara, eligió el mejor ángulo y tomó fotos a sus libros favoritos para acompañar sus textos.

A continuación compartimos con ustedes algunas fotos de la edición final  y el contenido que hizo parte del libro:

librodeloslibros

 


 

– Alicia Rendón –

8 años

alicia

La historia interminable

Este libro me lo estoy leyendo y para mí ha sido alegre, ha sido triste. Es muy importante porque desde que mi papá me lo compró me puse muy feliz. A veces encuentro palabras difíciles que no entiendo pero con el diccionario las entiendo.

Billy y el vestido rosa

Es un libro que uno se puede leer tres veces seguidas sin aburrirse. Es de un niño a quien le pasan muchas cosas malas pero al final tiene buena suerte. Es muy gracioso.

El terror de sexto B

Desde que supe de él, yo lo quería tener. Yo lo tengo en mi casa y me di cuenta que tal vez no era para mi edad pero después pude leerlo con otros. Es muy bueno, pero todavía no me lo he terminado. Yo lo recomiendo mucho, los capítulos son muy divertidos.

Olivia y su banda

Este yo me lo leí cuando tenía tres o cuatro años. Lo que más me gusta es que es chistoso. Es inesperado y a veces Olivia no sabe que hacer y de repente se le ocurre una idea. Fue uno de los primeros libros que me leí cuando era pequeña.

– Emilio Vélez –

11 años

emilio

Olivia y el juguete desaparecido

Fue el primer libro que me marcó la infancia porque es muy divertido.

El relato de un náufrago

Este libro me lo puedo leer dos, o tres veces y nunca me aburro. Me gusta mucho la aventura del náufrago cuando está en el bote y tiene que hacer muchas cosas para sobrevivir. Además me encantaron las ilustraciones de la edición que me leí.

Harry Potter

De las sagas que me gustan, es la más larga que he intentado leer. Es muy bueno, creo que nunca me lo voy a terminar, pero hasta donde voy, me gusta mucho. Lo que más me gusta es la magia.

Tras los pasos de Charles Darwin

Este libro me lo quiero leer porque me interesa la teoría de la evolución.

Crónicas de la prehistoria

La siguiente saga que me quiero leer. Es muy llamativa.

Insu-pu: la isla de los niños perdidos

Es mi libro favorito. La historia es muy buena, el libro es largo y me gusta mucho la aventura y la acción que hay en él.

 

  – Miranda Forero –

10 años

miranda

El Principito

A mí me gusta este libro porque uno tiene que leerlo varias veces para entenderlo. Mi personaje favorito es el Zorro.

El hada reina de los dientes

A mí me gusta este libro porque se trata de la historia de un hada. Este libro es de una saga que se llama El origen de los guardianes que también es una película.

Sandy y la guerra de los sueños

Este libro me gusta porque también es de la saga El origen de los guardianes y mi personaje favorito es Sandy.

Cuentos prohibidos por la abuela

Quise elegirlo pero no porque sea de mis favoritos sino porque no me gusta, pues no es muy fácil de entender para mí.

El camino de Matilde

Este libro me gusta porque mis papás me lo regalaron.

Don Quijote de la Mancha

A mí me gusta este libro porque sale el significado de algunas palabras.

Memorias de un amigo imaginario

Yo me quiero leer este libro porque Emiliana Ramírez me lo recomendó.

 

– Simón Ramírez –

11 años

simon

 

 

Los juegos del hambre

Es mi saga favorita porque tiene mucha aventura y el personaje principal es una chica.

Divergente

Esta saga es parecida a Los juegos del hambre, pero no del todo. En esta hay cinco facciones, es decir, cinco pueblos en donde la historia se desarrolla. Me gusta porque además fue la primera saga que me leí.

Gregor

Me parece un libro chistoso pero me incomoda que los personajes sean insectos.

Nicolás San Norte

Es muy chévere. Me gusta porque me lo leían por las noches.

 

– Martín Vélez –

10 años

martin

Patricio Pico y Pluma en la extraña desaparición del doctor Bonett

Es un libro muy divertido que me podría leer cuatro veces sin aburrirme porque es de misterio y el misterio me gusta.

Harry Potter 1-5

Son unos libros que hacen parte de la saga más larga que estoy leyendo y me gustan mucho porque se trata de magia y me fascina.

Divergente

Esta saga me gusta por la acción y la aventura .

Los héroes del Olimpo

Son definitivamente mis libros favoritos por la magia y porque la mitología griega y romana parece muy interesante y creíble.

La ladrona de libros

Este libro definitivamente me lo quiero leer porque me enteré que había un libro justo después de ver la película.

– Emiliana Ramírez –

10 años

emiliana

Memorias de un amigo imaginario

Este libro es el más largo que he leído. Me gusta mucho porque se trata de la amistad entre un niño y un amigo imaginario.

Tomás no quiere zapatos

Elegí este libro porque cuando era más pequeña me gustaba mucho que mi papá me lo leyera. Esta historia me hace reír mucho.

Adivina cuánto te quiero y Algún día

Estos libros me los regalaron en Navidad y me gustan porque los leo con mi mamá.

El gran gigante bonachón

Esta historia es de Roald Dahl, uno de mis autores favoritos. Es muy divertida porque tiene mucha aventura.

El terror de Sexto B

Es un libro en el que hay varias historias. Casi todas tienen misterio y por eso me gusta.

Stuart Little

Esta historia es sobre un ratón que viaja en barco y me gusta mucho porque me gustan los ratones y los viajes.

Matilda

Este libro me gusta porque en él hablan sobre otros libros.

– Federico Ramírez –

7 años

federico

Los tres bandidos

Me gusta porque es un libro chistoso.

Nelson Mandela

Este libro es importante y por eso me gusta.

El estofado del lobo

Esta libro me gusta porque la historia es astuta.

Disculpe…¿es usted una bruja?

Me gusta mucho porque es muy chistoso.


la foto 4(1)

Contraportada de El libro de los libros

Síguenos