Cinco razones para pasar las vacaciones en Espantapájaros

NinosLibreros

1

La casa de Espantapájaros es grande y hay libros por todas partes: libros para morder, porque a los más chiquitos les gusta leer con la boca y probar el mundo. Libros para hojear, tocar y mirar, porque los libros entran por los ojos y son como museos, abiertos a todas horas. Libros para reírse, para llorar y para sentir, porque cada libro es una historia y cada autor cuenta la suya y cada lector lee también desde su propia historia. Libros para ser contados, cantados y vividos, porque en Espantapájaros siempre hay alguien disponible para leer el libro favorito de cada niño y abrazarlo y conversar…

2

Espantapájaros se puede desordenar, como se desordena la casa de la abuela cuando van los nietos y hacen un barco pirata en la sala. O como cuando los papás eran chiquitos y se reunían con los primos en vacaciones para hacer comedias, jugar a la tienda, hacer la casa en el árbol, preparar melcochas, pintar con tiza o disfrazarse con tacones y corbatas, sacados de un viejo baúl. Porque en Espantapájaros, la principal regla de juego es jugar: jugar a hacer de cuenta, jugar a imaginar, jugar a lo que no se puede jugar en el apartamento. ¡Correr, saltar, buscar tesoros, jugar a ser otros y jugar por jugar, que es lo que saben hacer los niños, los artistas y la gente grande que no ha olvidado su infancia!

3

Espantapájaros es un punto de encuentro de niños y niñas de muchas edades, de muchos colegios, grandes y chiquitos, y de muchos países…reales imaginarios. Todos los años viene gente nueva: niños que llegan de países lejanos para practicar el español, exalumnos que ya están en el colegio grande y una cantidad de niños y niñas de otros jardines y colegios. También hay niños que ya son «antiguos» y regresan siempre, porque les gusta volver, simplemente. Porque se acuerdan de las vacaciones pasadas y les piden a sus papás que los traigan… una y otra y otra vez.

4

Espantapájaros cambia cada semana porque son cinco semanas de vacaciones y, en cada una, hay un mundo por construir entre todos…

5

Espantapájaros tiene tienda, para comprar las medias nueves y manejar la mesada (los grandes) o para tener firma y comprar, con autorización de los papás. Y tiene una librería especializada en literatura infantil en donde sí dejan abrir y tocar los libros y en donde le recomiendan a cada niño ese libro que su corazón o su deseo de saber necesita. Y sobre todo, en Espantapájaros hay gente grande que disfruta su trabajo, que adora a los niños, que conoce a cada uno por su nombre y que los hace sentir en su casa.
Porque Espantapájaros es la casa de todos los niños y de todos los cuentos.

¡Los esperamos!

[button url=»https://www.espantapajaros.com/2017/05/curso-de-vacaciones-2017/» style=»white» size=»large»]
Y aquí encontrarán información sobre nuestro curso de vacaciones para julio…
[/button]