Nuestra Directora: «No saben, no responden»

Por Yolanda Reyes

.

Estas páginas están abiertas al debate, a la reflexión y al intercambio. Todas las escrituras son bienvenidas.

En su columna para El Tiempo de hoy, lunes 9 de junio de 2014, Yolanda Reyes escribió:

.

No saben, no responden

Cansada de discusiones sin contenido, de cartas de adhesión de gremios y cacaos, de patéticas “volteadas” de antiguas candidatas y de “confesiones” sobre por quién votarán, hechas por columnistas de opinión, se me ocurrió –ilusa yo– que algunos lectores inclinados hacia el voto en blanco o la abstención podrían necesitar información especializada en temas importantes, como educación. Y pensé que a los candidatos podría interesarles, en esa desesperación por captar votos, contestar siete preguntas sobre el tema.

 Calculé que, juntando a los abstencionistas con los del voto en blanco, podrían sumar un 70% de electores potenciales y que, según había leído en los dos programas de campaña, los maestros seríamos el centro de una transformación educativa. Así supuse –ingenua yo– que por pertenecer a este “importante” gremio de maestros, y por el hecho de escribir sobre educación en este diario, los candidatos, o sus publicistas, contestarían mis preguntas. Había leído concienzudamente ambos programas educativos y los había encontrado casi idénticos. Y, en medio de los lugares comunes sobre bilingüismo, primera infancia, jornada única y el Sena y bla, bla, blá, quería identificar matices que diferenciaran a Santos de Zuluaga.

Ojalá te contesten, dijeron los colegas más crueles –o más realistas–, pero jamás me imaginé que Óscar Iván y Juan Manuel dejaran de pronunciarse frente a un tema que consideraban crucial en sus programas y sobre el cual les pregunté con la intención de que ustedes, los lectores, tomaran decisiones informadas. Sin embargo, ninguno de los dos se pronunció. Envié el cuestionario a sus contactos de campaña, y colombiana como soy, también contacté a personas que pudieran tener acceso directo a los candidatos, pero nada. Aquí van las preguntas, a ver si alguien de este diario tiene suerte y les pide que respondan alguna esta noche, en el debate:

1. Liderazgo del Ministro (a) de Educación: Les pregunté por el perfil de sus posibles candidatos para el MEN y quise saber si elegirían un énfasis político, técnico o administrativo. Pedí nombres, porque suelen hablar maravillas educativas, en abstracto, y luego le entregan la cartera a una amiga de la esposa… Tal vez por eso no me contestaron.

2. Les pregunté sobre el PIB que destinarían a Educación, pero más allá del porcentaje, quería saber cómo se financiaría semejante inversión educativa que prometen. ¿Quiénes pagarían/ pagaríamos el aumento del presupuesto educativo y con qué impuestos: directos o indirectos? Les pedía especificar si era con IVA, con un tributo de empresarios, al estilo del impuesto de guerra, o cómo íbamos a financiar la maravillosa educación de la que hablaban.

3. Sobre la jornada única de ocho horas en la escuela siempre ha habido consenso electorero. (Incluso Petro la prometió a Bogotá). Sin embargo, quise saber cuál era la forma de hacerla realidad de cada candidato. ¿Qué presupuesto le destinarían en el cuatrienio; cuál sería la metodología (en etapas, regiones y costos) y qué resultados podíamos esperar/evaluar en su gobierno?  

La cuarta pregunta tenía que ver con el balance entre lo público y lo privado y se centraba en los colegios por concesión: ¿sí o no?; la quinta indagaba por la manera como veían reflejada la paz en la política educativa y por las premisas para construir una cultura de reconciliación y de respeto por las diferencias desde la escuela; la sexta preguntaba por las tres premisas fundantes del discurso pedagógico de cada candidato, y la séptima quería saber cómo trabajarían con los maestros y, concretamente, con Fecode.

Juzguen ustedes si es cierto que a los candidatos les interesa hablar en serio sobre educación. Yo, francamente, no lo creo. (Ni les creo).

Yolanda Reyes